lunes, 15 de diciembre de 2014

La historia de Nano

Volvemos a la carga con más historias bonitas. Hace poco SarahAlice nos contaba la historia de Reina y hoy nos regala la de Nano:

Mi madre Ninon conoció a Nano en el año 1988.
Nano era un perro que había ido de familia en familia.
Nano había terminado atado 24 horas del día en un bar del pueblo donde vivíamos. 
Lo rescató y se vino a casa siendo ya muy mayor.

Yo adoraba a ese perro y él me adoraba a mi. Recuerdo, que cuando regresaba  del colegio y abría la puerta del coche él meteía su enorme cabeza para recibirme y empujarme dándome mimos. 
Él me permitía achucharle y yo me dejaba achuchar por él. 

Sara y Nano foto propiedad de Sarah Alice
Sarah, una compi perruna y Nano.
En aquella época no se hablaba de la castración para el bienestar de los animales y nuestra tranquilidad, y es por ésto que en casa hubo ​ muchas peleas debido a que había perritas en celo, y Nano, en muchas ocasiones era el protagonista de la batalla. Aún siendo un galán aguerrido y guerrero, comprendíamos que sólo había que mirarle a los ojos para ver su bondad.

 Un día siendo ya muy mayor empezó a hacer cosas raras, empezó a querer irse de casa ... quería irse para dejarse morir sin que nosotros lo vieramos. Quizás también buscaba el lugar en el que se encontraba más cómodo o adecuado para ese momento.

Os cuento esto con lágrimas en los ojos, ya que Nano fue un perro que me daba todo su amor, quizá todo ese amor que nadie le quiso dar nunca hasta que llegamos nosotros.

Se murió seguramente con mas de 16 años,  es aproximadamente la edad que pensamos que tendría entonces.

Allá donde estés te recordaré siempre como mi protector Nano. Te quiero.

Gracias Ninon, gracias Reina, gracias Sarah  por compartir un pezado de vuestra historia y de la de Nano con todos nosotros. Sin duda no pudo pasar mejores años que con vosotros ese gran perro.

Sobre todo en esta época os invitamos a reflexionar si deseáis incorporar un nuevo miembro a vuestra familia. Estas decisiones no deben ser nunca fruto del capricho y han de ser aceptadas por todos los miembros de la familia. Un ser vivo que pasará con nosotros su tiempo no merece menos.  

Os invitamos a  ver todos los perros sin hogar que están esperándolo, y barajar la adopción de un perro adulto como compañero en la familia. 

En Oh! fancy dog volvemos a lanzaros dos invitaciones:
-La primera sin duda, invitaros a la educación amable con los animales.
-La segunda es, que si os apetece nos envieis la historia con final feliz de vuestro perro adoptado, encontrado, rescatado, la historia de superación, para subirla al blog a:  info.ohfancydog@gmail.com

Esperamos haberos sacado una emoción, una lagrima, una sonrisa complice con esta historia y os animeis a participar!  

http://calmadogs.es/

2 comentarios:

  1. Es una suerte tener compañeros como Nano que dan todo sin pedir nada a cambio!

    ResponderEliminar
  2. El amor de mi infancia. Nunca será olvidado.

    ResponderEliminar